Las necesidades que la pandemia puso de manifiesto tienen a la transformación digital en el centro de los cambios que las empresas tienen que transitar. Y las startups dedicadas al asunto crecieron con ellas.

Por Manuel Gómez

La llegada de la pandemia de Covid-19 aceleró en muchas industrias, hacia los dos lados del negocio, la adopción de tecnologías que permitieran la continuidad de las operaciones y que, en aquellos segmentos donde la ganancia pasa por la venta de productos y servicios, los clientes continuaran acercándose a pesar de no poder hacerlo de manera física.

En ese contexto comenzó a ganar terreno una terminología de la que se venía debatiendo de un tiempo a esta parte: la transformación digital El concepto se refiere a la integración de tecnología digital en todas las áreas de una empresa, cambiando fundamentalmente la forma en que opera y brinda valor a sus clientes. También supone un cambio cultural que requiere que las organizaciones desafíen constantemente el status quo, y puede implicar la reelaboración de los productos, procesos y estrategias dentro de la organización mediante el aprovechamiento de nuevas tecnologías.

Esta evolución tecnológica, en teoría, permite que las organizaciones compitan mejor en un entorno económico que cambia constantemente a medida que los negocios van cambiando. Con ese fin, la transformación digital es necesaria para cualquier empresa, organización sin fines de lucro o institución que busque sobrevivir en el futuro.

Como tal, la transformación digital requiere un examen y reinvención de la mayoría, si no de todas las áreas dentro de una organización, de su cadena de suministro y flujo de trabajo, las habilidades de sus empleados, interacciones con clientes y su valor para las partes interesadas.

Tecnologías clave como computación en la nube, virtualización, big data, machine learning e internet de las cosas, entre otras, están empujando hacia todos los cardinales a la transformación digital, un paradigma en el que muchas empresas proveedoras de soluciones asociadas están llegando para quedarse.

Ceibo en números

Fundación
2018
Inversión inicial
$ 0
Facturación
$ 300.000.000

Flor de cambios

Las organizaciones que ven a la transformación digital principalmente como una diferencia de tecnología sobre la transformación tradicional con ingeniería de procesos de negocio terminarán perdiendo el poder de la transformación digital.

Un viaje de transformación digital mueve a una organización de un mundo definido por el proceso a un mundo basado en datos. Esos cambios son complejos y en ese lugar es en el que nació Ceibo, una compañía fundada en Buenos Aires y Miami que se enfocó desde su origen en la problemática de empresas grandes y globales.

“Ceibo nace con sus oficinas de Buenos Aires y Miami. La oficina de Asunción en Paraguay se sumó un poco después, consolidando la presencia en América. El primer equipo, como toda startup fue chico, pero desde el comienzo el crecimiento fue agresivo, por lo cual todos los meses se sumaba gente nueva”, comenta Hernán Gutsztat, managing partner de Ceibo.

“Al no ser una empresa de productos, la única inversión fue en capital de trabajo y en el compromiso de los fundadores durante los primeros años que nos permitieron potenciar el crecimiento apostando fuerte a la contratación de talento”, completa.

Ceibo hoy se autodefine como una consultora de negocios enfocada en transformación digital. Su propuesta es ayudar a las empresas a identificar sus “dolores” y oportunidades y brindan asesoramiento en la implementación de las iniciativas de transformación. Desde Ceibo entienden que los usuarios no solamente buscan productos y servicios eficientes y competitivos, sino que además demandan experiencias. Afirman que ya no se trata de la experiencia de usuario en un website o en una aplicación sino de la totalidad de la relación de ese usuario con la empresa y la marca, entendiendo que esa experiencia es dinámica, como
así también la propia expectativa del usuario.

“En todos los casos la tecnología es la herramienta que nos permite ayudar a nuestros clientes a cumplir con sus objetivos de negocios. Nuestros proyectos por lo general tienen un mix de especialistas de tecnología con consultores de negocios, que en conjunto trabajan codo a codo con el cliente para lograr la transformación”, aclara Gutsztat.

Los proyectos que llevan adelante desde la compañía se pueden organizar por segmentos como Estrategia, excelencia organizacional, organización, innovación y tecnología, y customer engagement, “aunque tenemos bien definidas nuestras verticales de servicios, existe un único equipo de consultores y especialistas que participan en diferentes proyectos de acuerdo a las capacidades requeridas de cada uno”.
Ceibo cuenta con un portfolio de clientes muy diverso, tanto en sector industrial como en geografía.

Actualmente, tienen una cartera de entre 15 a 20 proyectos simultáneos en Servicios Financieros, Fintech, Agro, Retail, Minería, Tecnología, Salud, Metal-mecánica y Seguros, entre otros.

Nota original: InfoTechnology Revista Nº 274 2022 – Pag. 25, 26