Así como muchos empleados y empleadores tuvieron que adaptarse a trabajar a la distancia, las personas en nuestro rol de consumidores también tuvimos que cambiar nuestra forma de consumir en el último tiempo. Este ajuste es una adopción de una transformación, que en algunos casos es además digital.

Esta transformación ha despegado y pronunciado aún más el desfasaje entre la curva de crecimiento de experiencias de compra física vs. experiencias de compra digitales, como es el caso de Black Friday vs. el Cyber Monday.

En 2019 el 14% de las compras totales en tiendas minoristas eran por canales digitales y en 2020 ascendió a 20%, dejando al Cyber Monday por encima de cualquier otra fecha digital especial, generando una facturación solo en USA de 10.800 millones de dólares según un informe de Adobe Analytics de diciembre 2020.

Para más contenido de este tipo, vea nuestro Instagram.


Por Nico Calvo
Senior Consultant en Ceibo Digital